El Trabajo Fin de Grado / Máster ¿Investigación o Frustración?

Cada año cientos de universitarios afrontan con bastante desgana el Trabajo Fin de Grado / Máster. Una pequeña iniciación a la investigación que en muchos casos se convierte en un verdadero ogro para el alumnado. Conoce cómo es y cómo se puede mejorar este trabajo.

La investigación, la asignatura pendiente del alumnado universitario

El Trabajo Fin de Grado o Máster (TFG/TFM) supone para muchos alumnos un primer contacto con la investigación. A lo largo de varios meses deben repartir su esfuerzo cognitivo entre las materias que cursan en cuarto de carrera con la realización de este trabajo que, pese a ser un atractivo para los que amamos la docencia e investigación, se convierte en un dolor de cabeza para los estudiantes universitarios.

 

Durante este trabajo el alumnado conoce y se enfrente a los pasos a seguir en cualquier proceso de investigación, desde el manejo de bases de datos, realización de búsquedas bibliográficas, a dominio de programas estadísticos, validación de test, diseño de cuestionarios o redacción de un manuscrito, y por supuesto, a un clásico de los TFG/TFM el conocimiento de las normas APA (la guinda del pastel de chocolate sucedáneo).

 

Algo está fallando pero tiene fácil solución

La publicación de este post, no estaba programada en mi listado de artículos a publicar. La idea surgió hace pocas semanas cuando impartí un curso de formación para alumnos del TFG/TFM. En un sondeo previo que realicé en el aula con más de 50 estudiantes, observé que sólo 2 de cada 10 alumnos estaban disfrutando de este proceso de investigación.

 

En la imagen de abajo os muestro los resultados expresados en porcentajes a la pregunta que les formulé a través de la aplicación de gamificación Kahoot.

Es sorprendente ver como cerca del 80% de alumnos se agobian, se bloquean o les resulta horroroso hacer su Trabajo  Fin de Grado.

 

Somos conscientes que cuando uno se enfrenta a un trabajo de esta índole tan desmotivado, es obvio que no saldrá nada bueno de ahí. Sin embargo, las personas que afrontan con buena salud emocional y motivación el TFG/TFM seguramente contribuirán al desarrollo del conocimiento técnico científico con un gran trabajo.

Las posibles causas de esta desmotivación

Son muchas, y por lo que he hablado con los estudiantes, algunas de las causas de su frustración son:

  • Estar haciendo el trabajo sobre una temática que no eligieron.
  • Pasividad del profesorado a la hora de revisar el trabajo y motivar al alumno.
  • Falta de conocimiento de ciertos programas y de habilidades de investigación: manejo de bases de datos, programa estadístico Spss, Atlas.ti, etc.
  • Imposición de una línea de investigación por parte del profesor asignado.
  • Falta de tiempo para asumir esa gran carga de trabajo.
  • Otras.

¿Qué podemos hacer los docentes?

Motivar a los alumnos, ser consciente de su falta de dominio hacia determinadas herramientas utilizadas en la investigación y ayudar en todo el proceso, orientar y asesorar en base a las posibilidades del alumnado, realizar cursos de formación, etc.

¿Qué puede hacer el alumnado?

Afrontar con motivación el proceso del TFG/TFM, dedicar tiempo y empezar a redactar tan pronto se le asigne la temática, explicar y transmitir al tutor su estado de ánimo para que le pueda ayudar con la carga emocional, realizar todas las correcciones y sugerencias de mejora aportadas por el tutor, mantener una actitud positiva en todo momento, elegir un tema que le despierte gran curiosidad e interés para investigar, entre otras.

Y podemos hacer más...publicar un artículo con resultados del TFG/TFM

Es una lástima observar como muchas veces todo el conocimiento generado por cientos de alumnos queda relegado a una copia impresa en el despacho del tutor, otra copia para el tribunal y otra en la habitación del estudiante. Al año siguiente, otro estudiante trabajará en lo mismo, sin ver el trabajo previamente realizado por el alumno de una promoción anterior y sin avanzar en el conocimiento científico, y así estaremos año tras año.

 

Debemos establecer una estrategia para poder publicar todo ese conocimiento generado y que esté al alcance de otras personas.

 

Por eso, desde estas líneas, y siempre que el trabajo sea bueno y tenga rigor científico, animo a todos los tutores a orientar a su alumnado para que una vez finalizado el TFG/M envíen un manuscrito con los resultados más destacados a una revista científica. 

En este link os presento uno de los trabajos de una ex alumna que actualmente ya cuenta con diversas citas procedentes de otros autores. (Click aquí) 



Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    mariano (lunes, 22 mayo 2017 13:30)

    yo lo he padecido y sufrido, mi tutor no hacía ni una revisión al trabajo, una pena..

  • #2

    Darío (lunes, 22 mayo 2017 20:10)

    Si los ciclistas se sienten ante una carrera como yo me siento ahora respecto al tfm, normal que se dopen.

  • #3

    Luci (martes, 30 mayo 2017 18:00)

    ¿Y al docente quién lo motiva? Porque menudo trabajo se necesita hacer para que después apenas sea reconocido por el sistema. Por otro lado una gran parte del profesorado no tiene conocimientos de atlas o spss y tampoco se le forma. Hay que ver las dos caras de la moneda siempre.
    Por último, ¿de verdad era necesaria una encuesta para saber que no les agrada a los alumnos hacer un Tfg/tfm?

  • #4

    Víctor (martes, 30 mayo 2017 18:07)

    Hola Luci, gracias por tu comentario, en la entrada ya hablo de ambas partes, alumnado y docentes. Y hago referencia a los cursos de formación que deben hacer los docentes, ya que como bien dices no todo el profesorado domina esos programas u otros.
    La encuesta, en mi opinión, siempre está bien realizarla, a veces el alumnado no se atreve a decir al profesor lo que realmente siente, sin embargo en el anonimato siempre sale información relevante.
    En definitiva, profesorado y alumnado, como agentes de este proceso han de poner todo su esfuerzo y recursos para que el trabajo fin de grado/máster sea un disfrute y no un gran agobio con ganas de quitárselo de encima.