La muerte de la infancia

El sedentarismo en los niños pequeños ya es una realidad. La Organización  Mundial de la Salud por primera vez en su historia acaba de alertar sobre la inactividad física de los niños de 0 a 5 años y lanza unas recomendaciones para todas las familias del mundo. Consulta en este post los aspectos más importantes que debes tener en cuenta para un buen desarrollo de tus hijos.


La infancia es la etapa en la que el ser humano más necesita moverse. El movimiento no es solo una fuente de aprendizaje, son experiencias que se van acumulando poco a poco en el niño y que potencian su desarrollo cognitivo, social, afectivo y emocional. Pero también favorece todos los componentes relacionados con el cuerpo, condición física, habilidades motrices básicas y factores vinculados a la psicomotricidad como la lateralidad, tonicidad, esquema corporal o equilibrio.

 

Pese a la importancia del movimiento en esta etapa y sabiendo que la inactividad física es uno de los principales riesgos de mortalidad mundial, muchas familias han optado por ceder la tutela y cuidado de sus hijos a la tecnología incluso en niños de pocos meses de vida promoviendo un estilo de vida sedentario desde el nacimiento.

 

La OMS (Organización Mundial de la Salud) acaba de alertar recientemente de la peligrosidad de estos hábitos de vida para el desarrollo normal de los niños. Es la primera vez que esta institución, seguida por miles de expertos en salud de todo el mundo, dedica sus recursos, tiempo y equipo humano para elaborar unas recomendaciones ante los informes recibidos sobre la abundancia de hábitos sedentarios de niños de 0 a 5 años del globo terráqueo. 

El sedentarismo gana al movimiento innato de los niños

Hace años era un gran fantasma al que siempre temíamos quienes amamos una vida activa. Ahora es una realidad y empieza a notarse la devastación que poco a poco va provocando uno de los mayores peligros para el mantenimiento de nuestra especie.

 

Nunca el ser humano ha estado tan inactivo, el culpable, el mal uso de la tecnología. La tecnología nació fruto de la inteligencia del ser humano, pero su uso no regulado ha provocado el mayor desastre en las familias. Niños que pasan horas y horas delante de pantallas (tablets, móviles, TV, ordenadores...), niños que no hacen deporte ni juegan en la calle permaneciendo sentados en el sofá, en las sillas del aula o en carritos y tronas mañanas y tardes, incluso peluquerías infantiles que ofrecen pantallas a los niños como reclamo publicitario y centros comerciales con coches eléctricos para reducir el movimiento de los niños 3-4 horas de visita al centro comercial, que podrían cubrir ya las recomendaciones de la OMS de 180 minutos de actividad física. 

La OMS es clara, tajante, concisa y directa

En su informe publicado el pasado 24 de abril lo dice claro, los niños tienen que moverse, moverse y moverse. 

Establece recomendaciones para tres grupos de edades: Menores de 1 año, de 1 a 2 años y de 3 a 5 años.


Niños menores de 1 año

  • Jugar con ellos en el suelo. Juego interactivo continuo, estimularlo para que se mueva, para que mueva los brazos, piernas, cabeza...
  • Ponerlo tumbado boca abajo varias veces al día en periodos de 30 minutos. Esta posición favorece el trabajo muscular de los erectores de la columna, lumbares, así como la propulsión de brazos y control tónico del cuello.
  • No permanecer sujetos a carritos, tronas o similares durante más de 1 hora seguida. Es más cómodo para los progenitores pero es el mayor daño que podemos hacerles debido a su inmovilidad. 
  • No pantallas hasta los dos años. Se acabó el ponerle el móvil o la tablet todo el día para que se entretenga.
  • 14-17 horas de sueño para bebés de menos de 3 meses y 12-16 hasta 1 año. 
  • Cuando está inactivo contarle cuentos.

Niños de 1 a 2 años

  • Realizar al menos 180 minutos de actividad física. Esto supone que cada día debe estar al menos 3 horas jugando, moviéndose, etc. 
  • No estar sujetos ni permanecer sentados mucho tiempo
  • No pantallas. Con 2 años no más de 1 hora de televisión o juegos tecnológicos.
  • 11-14 horas de sueño
  • Cuando esté inactivo contarle cuentos.

Niños de 3 a 4 años

  • Realizar al menos 180 minutos de actividad física. Esto supone que cada día debe estar al menos 3 horas jugando, moviéndose, etc. 
  • No estar sujetos ni permanecer sentados mucho tiempo
  • Menos de 1 hora de pantallas
  • 10-13 horas de sueño

El tirón de orejas no es solo para familias, también para Gobiernos, sistema educativo y ayuntamientos

Combatir el sedentarismo es cosa de todos y especialmente quienes tienen potestad en regular y promover estilos de vida saludables. El Ministerio de Educación tiene mucho que ver en esto, crear un currículo en Educación Infantil que garantice al menos una o dos  horas de Educación Física en niños de 3 a 6 años es su obligación y su deber. Y establecer la garantía de que niños de 0 a 3 años se muevan la mayor parte del día es también responsabilidad de Ministerios como el de educación, salud, familia o ciudadanía. 

 

Siempre dije que los niños de 3 a 6 años deben pasar más tiempo fuera del aula que dentro de ella, atados a una mesa y una silla. 

 

Por otra parte los ayuntamientos pueden favorecer el movimiento creando ciudades más saludables: parques infantiles, zonas verdes, carriles bicis, instalaciones deportivas, escuelas deportivas... Pero también cursos de formación para familias, que aporten consejos y recomendaciones para mejorar la educación de los niños. 

Y recuerda que...parte de la muerte de la infancia de tu hijo está en tus manos.



¡No te pierdas mi último libro!




Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Amparo (domingo, 05 mayo 2019 09:03)

    Muchas gracias por tus consejos Víctor, es cierto que cada vez los niños están más conectados a la tecnología yo lo veo en mi barrio, niños en carrito con una tablet. Gracias por conciencar a la población.