La alegría de compartir pasión e ilusión con todos los docentes con buena praxis

El pasado día 10 de enero salió publicado el fallo del jurado de los Premios EDUCA ABANCA. Mejor Docente de España 2017. En ese selecto listado de excelentes docentes figuraba mi nombre junto al de otros grandes profesores. Por supuesto, no me considero el mejor docente de España, pero sí que me considero como otros muchos profesores un amante empedernido de mi profesión, que disfruta dentro y fuera del aula intentando realizar una buena praxis docente. ¡Hoy comparto con vosotros esta alegría que creo que es la misma que la de mis compañeros finalistas y nominados!

Más que una competición es un reconocimiento social a la profesión

Pese a la importancia de la educación en la sociedad, quizá, los medios se hagan más eco de la parte destructiva y problemática de la educación frente a destacar la buena praxis docente. Y esto último, es el objetivo de este certamen, un medio para hacernos visibles y especialmente para concienciar a la población que hay profesores que son amantes de su profesión y solo buscan construir una mejor sociedad desde su aula, contagiando de ilusión, sabiduría, aprendizaje, emoción, curiosidad y muchos valores a sus alumnos.    

Esta puede ser una buena canción para leer este post

Los docentes tenemos que construir, no podemos permitirnos detenernos en el camino y criticar a nuestros compañeros

Soy consciente que no todos los profesores están a favor de estos concursos, y creo que quienes apoyamos estos certámenes los respetamos profundamente. Pero también soy consciente que este certamen ha generado una unión entre docentes motivados y apasionados muy fuerte que será difícil que el tiempo los separe.

 

Entre nosotros compartimos experiencias didácticas en el aula, problemas a los que se enfrentan, sentimientos y emociones... En estos últimos meses desde que salimos nominados hemos contactado por redes sociales con muchísimos profesores que están haciendo en sus aulas auténticas maravillas didácticas, admirando su trabajo, sus palabras... y esto solo nos lo ha regalado el certamen. Es seguramente el mejor premio que pueda recibir un profesor. Inclusive, a iniciativa de una profesora, se ha creado un grupo de whatsapp con cerca de los 50 finalistas.

 

Pero como todo éxito público, siempre hay una parte pequeña de docentes que apoyándose en redes sociales y alimentándose del éxito ajeno dan rienda suelta a su maldad, su ira, rabia y envidia. Por eso, no es de extrañar que cualquiera de los que hemos sido premiados o cualquier finalista e incluso nominados por su alumnado, tenga a varios seguidores detractores. Forma parte del éxito y de la fama, y lo mejor en estos casos creemos que es no contestar ni responder a ninguno de sus ataques. Personalmente, siempre supe que la mejor forma de responder a críticas es trabajando.

 

Lamento que esos docentes solo de aula, y no de sociedad, empañen la labor de más de 20 profesores que estuvieron en la organización, baremando cada punto de los curriculums de los cientos de docentes nominados, analizando las más de 1.300 propuestas de los alumnos que han tomado la iniciativa de proponer a sus profes favoritos, invirtiendo muchas horas y días en la organización del certamen y todo ello sin cobrar ni un solo euro. En definitiva...no merecen ninguna crítica.

 

Todos los docentes nos quedamos con las cientos de felicitaciones de amigos y conocidos, con los emails privados que nos envían los alumnos y ex alumnos felicitándonos y con la sensación de haber hecho un buen trabajo.


Entidad colaboradora del Certamen

Agradecer a MIAC su colaboración en el certamen. MIAC es una plataforma donde debe estar cualquier docente que tenga una buena praxis, es un centro de reunión de miles de profesores donde intercambian artículos vinculados a la educación. 

En primera persona...Estos reconocimientos son un empujón en la motivación de un docente

Las muchas horas dedicadas a preparar clases, juegos, herramientas didácticas, organizar eventos solidarios y formativos, a redactar artículos de investigación, a escribir en el Blog, etc. tienen de recompensa estos pequeños reconocimientos.

 

Quien me conoce bien, sabe que no soy perezoso ni apoyo la popular fama del pésimo funcionario. Siempre invito a cualquier persona que no me conozca a estar en mi día a día, pero incluso en vacaciones de Semana Santa, Carnavales u horas antes a la cena de Navidad, seguramente escaparía rápidamente. Muchos lo ven como una pérdida de tiempo de ocio, pero para mi, mi trabajo es mi ocio, y de ahí que trabajar en días rojos o periodo vacacional forma parte de mi estilo de vida.

 

Y es que...soy consciente que cuesta entender cómo uno puede amar tanto su profesión. No soy yo solo, los profes que estamos en ese listado tenemos un denominador común, una misma línea de actuación y un estilo de vida muy similar. Pero desde aquí, también quiero mandar un mensaje de ánimo para todos aquellos docentes que por diferentes motivos no fueron propuestos por su alumnado, pero que sin embargo, son también excelentes y merecían participar en el Certamen, porque en este tipo de certámenes también se pone en juego además del trabajo el 1% de oportunidad, de que algún alumno se acuerde de ti y se anime a enviar tu propuesta. Por eso, para ellos mi máxima admiración.

Y termino este post con una de mis frases...


Las redes sociales son la libertad de las personas tóxicas,

la prudencia de los dudosos,

la osadía de los necios

y el enemigo de los sabios.





Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Verónica (sábado, 13 enero 2018 22:14)

    Excelente, siempre mejorando día tras día. Mi máxima admiración a todo tu trabajo y trayectoria profesor.

  • #2

    Beatriz (lunes, 15 enero 2018 23:04)

    Muchas felicidades Víctor, bien merecido lo tienes, jamás he conocido a personas que amén tanto su profesión. Gracias por ser como eres!