Cómo crear un powerpoint atractivo para tus presentaciones. 10 consejos

Conoce 10 claves para mejorar tus presentaciones en powerpoint. En este post os mostraré 10 consejos muy importantes para no caer en el error de crear presentaciones poco atractivas y fáciles de seguir.

El powerpoint no está muerto

Aunque en los últimos años han surgido nuevos programas y plataformas para hacer presentaciones atractivas, el powerpoint ni está muerto, ni morirá. Office lo va dotando año tras año de nuevas herramientas que invitan a millones de usuarios, tanto del ámbito universitario y estudiantil como empresarial a utilizarlo en sus presentaciones. 

 

Lo que sí debes tener en cuenta son unas reglas básicas para hacer que tus presentaciones destaquen sobre las demás, y tus ideas consigan captar la atención de tus oyentes.

Aquí tienes 10 consejos útiles para triunfar en tus presentaciones

1. Piensa en ti pero más en el receptor

Generalmente, cuando hacemos una presentación nos olvidamos de ponernos en la piel de nuestro receptor. Muchas personas diseñan sus presentaciones para sentirse cómodas, no es que esto esté mal, pero es bueno, mirar hacia los oyentes, y saber qué quieren ellos y cómo penetrarán mejor nuestras ideas. Para conseguir esto, tienes que pensar, al realizar tu presentación, en quienes están sentados escuchándote, es lo primero que debes plantearte antes de iniciar el powerpoint.

2. Incorpora una línea de seguimiento en todas las diapositivas

Cuando vemos la primera diapositiva de una presentación nunca sabemos cuándo llegará la última, pese a que el locutor nos engañe diciéndonos -ya acabo ahora-.. Este es uno de los grandes errores de quienes utilizan powerpoint, dado que no incorporan ninguna línea de seguimiento que te permita, como espectador, situarte dentro de la presentación y ver qué has visto y qué falta por ver. 

Existen dos opciones de líneas de seguimiento, horizontal y vertical, dependiendo del diseño de cada diapositiva podrás optar por una u otra. Lo importante es que resaltes las partes más relevantes de tu trabajo y en cada slide destaques en cuál de estas se encuentra la información de esa diapositiva. 

3. Escoge una buena portada

Una buena portada puede despertar la curiosidad de nuestros oyentes ya desde el principio. Sin embargo, una portada con mucha letra, bajo contraste de colores, etc, invita a la desconexión y ensombrece nuestro trabajo. Os muestro un ejemplo con una de mis portadas de una presentación impartida en un seminario de formación. Aquí jugué con dos colores básicos en la misma línea cromática del logotipo del Blog del autor, además incorporé una imagen en el centro, captando la atención del espectador y transmitiendo un momento vivido por los alumnos con cierto aire nostálgico.  

4. Utiliza una buena combinación de colores

El contraste de colores en cada diapositiva es muy importante. En ocasiones vemos presentaciones con colores similares donde la letra del texto apenas destaca sobre el fondo de la diapositiva, esto provoca que el nivel de atención del receptor del mensaje disminuya. 

Juega con diferentes colores y párate a ver cuál destaca más. Tienes que conjugar y saber coordinar básicamente tres parámetros: el color del texto, el color del fondo y el color de los objetos que incorpores en cada diapositiva. 

No abuses de slides multicolor, menos es más. 

Ten en cuenta también varios factores que pueden perjudicar la vistosidad de tu presentación, por ejemplo, un ajuste incorrecto del color de tu pantalla de ordenador puede provocar grandes diferencias sobre la imagen que proyectará el proyector que utilices, y estos, en numerosas ocasiones tienen las lámparas gastadas perjudicando todavía más a la buena visibilidad de tu presentación. Además, existe la posibilidad de que no se proyecte sobre un fondo blanco puro, siendo un nuevo reto ajustar el color de tu presentación en estos casos.

5. Utiliza fuentes de texto atractivas y grandes

El editor de textos de powerpoint nos ofrece decenas de tipografías de letras, debes reflexionar cuál es más legible para lo que quieres transmitir. Por norma general, no incorpores tamaños de letra inferiores a 24 puntos, y nunca superes más de 6-8 líneas en cada diapositiva. Tampoco mezcles demasiados tipos de letra, mi recomendación es utilizar un máximo de dos, una para títulos y otra para el texto, y en todas las diapositivas iguales. Cada tipo de letra es un mundo, y las letras que triunfan en papel impreso difieren de las letras que triunfan en pantalla. Una de mis preferidas es Georgia, Corbel, Calibri, Time New Roman o Constantia. En la imagen podéis ver cómo queda cada una de ellas y comprobar el nivel de legibilidad y ocupación en el espacio.

6. Añade tu firma y el título del trabajo al final de cada diapositiva

Esta medida no es para subir tu ego, sino para proteger la autoría de tu presentación. En muchas ocasiones las personas sacan fotos a diapositivas durante la celebración de congresos, seminarios, etc. si va tu firma te darás a conocer y podrán reseñarte, de lo contrario pueden plagiarte tus ideas. 

7. Deja aire en cada diapositiva

Dejar aire significa que todos los elementos que conformen la diapositiva (texto, imágenes, gráficas...) estén separados suficientemente permitiendo espacios sin información, con aire suficiente para no crear asfixia en el espectador.

8. No sobrecargues con información leída

Muchas personas incorporan grandes cantidades de texto en sus diapositivas, a fin de poder leerlo posteriormente, bien porque no fueron capaces de memorizarlo o para no olvidarse de ningún aspecto. Lo cierto es que cuando se condensa tanta información en un espacio reducido el espectador desvía su atención. Por tanto, no abuses de información y lo que desees contar a la audiencia anótalo en un papel o memorízalo para que cuando llegues a esa diapositiva no se te olvide y lo puedas contar con tus palabras.

9. Añade fotos, vídeos, gráficas y otros objetos visuales

Una buena presentación debe contar con el poder que puede ofrecer una imagen, vídeo o fotografía. La intensidad de estos objetos es mucho mayor que la del texto. Saber seleccionar los objetos visuales que puedas incorporar a tus diapositivas es muy importante. Seguramente te lleve su tiempo, buscar, elegir, incorporar y ajustar tu imagen, pero conseguirás mejorar notablemente la transmisión de tus ideas. Existen numerosos bancos de imágenes gratuitos, yo utilizo mucho el de pixabay , pero tienes una amplia oferta en internet. Muy importante, evita imágenes con baja resolución, no hay peor presentación que aquella que tiene una imagen borrosa o poco nítida.

10. No abuses de animaciones y transiciones

Hay ciertos elementos dentro del powerpoint que actualmente dan sensación de antiguo o pasado de moda, pese a que hayan evolucionado. Quizás una abuso inicial de las animaciones, de las imágenes que ofrece el programa, de la letra del WordArt, transiciones, etc. puedan provocar cierta sensación de antiguo o poco atractivo. Os facilito una diapositiva que transmite esto que os comento.

Existen muchos consejos más, pero de momento, os facilito estos que sin duda alguna mejorarán vuestras presentaciones. ¡Mucha suerte y buen trabajo!



Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Marcos (miércoles, 14 junio 2017 23:52)

    Genial como siempre, muchas gracias por compartir conocimientos.�

  • #2

    Sofi (jueves, 15 junio 2017 14:38)

    Gracias profesor, valiosa información.