¿Eres un buen profesional? 15 claves para saber si estás en el camino de la profesionalidad

¿Puede una persona sin estudios ser un buen profesional?, ¿Son todos los universitarios buenos profesionales?, ¿Es fácil encontrar a buenos profesionales en las tiendas de bricolaje, decoración, herbolarios, tiendas de deportes, etc.?

Conoce a través de esta entrada las claves para saber si eres un gran profesional o las claves para conocer cuando te enfrentas a un profesional.


El buen profesional se puede detectar fácilmente

 

Cuántas veces has contratado un servicio y te ha decepcionado enormemente, y cuántas veces has intentado preguntar dudas sobre algún producto a los "expertos" de pequeñas y grandes tiendas y al final acabaste en google buscando información por tu cuenta. Sí, no suelo ser pesimista pero mi experiencia y trato con personas que venden productos y/u ofrecen servicios no ha sido del todo satisfactorio.

 

Os contaré algunas de mis últimas experiencias, hace una semana fui a comprar una lijadora a una de estas tiendas tipo "Te doy Merlin, bricokines, Brico de to´, etc."  Cuando me enfrenté al pasillo de las lijadoras, mis conocimientos limitados del producto provocaron que aumentase considerablemente el  flujo sanguíneo hacia mi cerebro sin llegar a obtener una solución a mi duda, había lijadoras con diferentes formas, potencia, etc. Entonces fue cuando me acerqué a un dependiente y le pregunté qué diferencia había entre una lijadora orbital y otra que no lo era. Él, me miró con esfuerzo y atención y posteriormente se puso a leer las características que ya había leído yo en la caja de ambas lijadoras, sin llegar a resolverme esa duda. Le di las gracias por leerme el envoltorio y eché a suertes mentalmente cuál me llevaba para casa.

 

Otra experiencia la tuve recientemente con varios operadores de una conocida empresa de telefonía móvil, estuve casi una semana hablando con uno y otro operador para concluir que ambos se contradecían en relación a mis dudas. Al final, me llegó un mensaje de un producto que no había contratado, un alta de un número que no había hecho, etc. 

 

Llegados a este punto, rescaté unos apuntes que había hecho hace unos años sobre cómo ser mejor profesional, y por eso hoy, os quiero transmitir en este post, las claves que debería cumplir un buen profesional. 

 

Deseo que os gusten y que trabajéis para alcanzarlas!

1. De la preparación general a la específica

La primera premisa es adquirir unos conocimientos generales para posteriormente poco a poco, adentrarnos en un aprendizaje más específico.

Aquí podemos pensar en una persona que hace unos estudios y luego se especializa. En mi caso por ejemplo, que realicé la Licenciatura en Ciencias del Deporte, posteriormente me especialicé en deporte escolar y Educación Física. Pero a día de hoy sigo especializándome en otros temas de diversa índole.


2. Equilibrio entre la teoría y la práctica

Está muy bien ser el número uno de una promoción, pero sin práctica, esos conocimientos no pueden alcanzar su máxima plenitud. 

En la mayoría de los trabajos, hay una serie de variables que son cambiantes y dinámicas, tales como las condiciones ambientales, las personas o los materiales, por eso, los conocimientos teóricos deben ser correctamente adaptados a cada circunstancia, especialmente en algunas profesiones.

 

Hace pocas semanas conocí a un albañil que me sorprendió por su nivel de profesionalidad, me dijo que nunca había estudiado, que desde los 13 años se puso a trabajar con su padre, quizá esta características no la tenía en equilibrio pero su conocimiento práctico primaba mucho.


3. Delimitación de un ámbito único de actuación

Cada vez es más frecuente encontrar a personas que trabajan en diferentes ámbitos laborales. Quizá obligadas por la crisis y sociedad actual, abordan profesiones en las que no están al 100% preparados. Algunos ejemplos los encontramos en el ámbito del deporte, donde informáticos, arquitectos, técnicos administrativos, etc. dirigen entrenamientos deportivos en horario de tarde, fuera de su jornada laboral principal, o en el ámbito de la hostelería, ejerciendo de camareros personas que no han estudiado hostelería. El tener un ámbito propio de actuación donde pasemos 8 horas trabajando nos dotará de mucho conocimiento en ese ámbito, sin embargo, si afrontamos 2-4 horas de otro ámbito, en este segundo ámbito no podemos considerarnos profesionales, pues nos falta mucho conocimiento específico y mucha práctica por adquirir. Podemos estar en algún momento de nuestras vidas compaginando dos trabajos diferentes, pero lo recomendable es que poco a poco nos encaucemos hacia un único ámbito de actuación.


4. Autonomía en la acción

Si eres dueño de tus decisiones entonces tienes autonomía en la acción, si por el contrario, estás en un trabajo donde tus decisiones vienen impuestas por un superior, te falta esta características para ser un profesional. Un claro ejemplo de autonomía en la acción lo podemos encontrar en el ámbito comercial, en ocasiones, hay comerciales/vendedores que con muchas palabras bonitas y buen tacto ofrecen un producto maravilloso al cliente, sin embargo, el propio comercial no lo recomendaría para su propia familia. Su autonomía viene impuesta desde arriba, bien a través de un sistema piramidal o de un superior, y su objetivo es mantener una nómina y alcanzar unos mínimos de clientes. Puede haber sintonía entre superior y empleado, y disponer entonces de autonomía en la acción, pero en aquellos casos donde un vendedor no siga su propia ética y moral, carecerá de esta característica para ser un profesional


5. Flexibilidad

El saber adaptarse a cada cliente es un punto muy importante para ser un buen profesional. No hace mucho contacté con un vendedor del ámbito de la construcción, me pidió que pagase el 50% del presupuesto por adelantado, le comenté si podía realizar el pago del 25% ya que me parecía mucho y que había tenido malas experiencias de pagos adelantados y luego no tener el producto o servicio deseado. Él me respondió haciendo ver como si fuese un buen profesional, que nunca modificaba la forma de cobro y que todos sus clientes siempre habían pagado así. Es un ejemplo de una creencia de pensar que está haciendo bien, y la flexibilidad está ausente de su profesionalidad. Es muy importante en el ámbito empresarial que nunca exista un NO a un cliente, sino que siempre debe haber una solución adaptada a casa necesidad.


6. Cumplimiento de un Código Deontológico

Un buen profesional siempre debe actuar siguiendo un Código Deontológico. La deontología profesional hace referencia al conjunto de normas y deberes que posee un trabajador en diferentes escenarios laborales. 

La honestidad profesional, el cumplimiento de un código ético son algunos ejemplos. 


7. Compromiso de actualización

Los cambios sociales, políticos, culturales, técnicos... provocan que nuestra formación inicial quede completamente desfasada  y obsoleta. Ningún profesional puede afrontar correctamente su quehacer diario con tan sólo la formación inicial obtenida en sus primeros años de estudios superiores. 

Recuerdo en mi época de estudiante universitario lo cuidadoso que era imprimiendo y encuadernando los cientos de páginas de apuntes de las materias, pensando en que iban a ser mi guía para el resto de mi vida. Cuando abandoné el piso de estudiante, llevé todos los apuntes encuadernados en decenas de archivadores A-Z al trastero del piso de mis padres. A día de hoy nunca me atreví a cogerlos, ¡Muchos de esos conocimientos ya no servirían!

La asistencia a congresos, realización de cursos, charlas con otros profesionales, lectura de libros y revistas científicas, etc. son algunos medios para actualizarse y reciclar los conocimientos.


8. Puntualidad, seriedad, simpatía, atención, calidad, proactividad y confianza

Qué grandes decepciones llevamos a veces, cuando nos tratan muy bien por primera vez como clientes, nos enamoran, y una vez que firmas el presupuesto o compras el producto, ya se deteriora la relación cliente-empresario. Sí, así es, esta es otra de las claves de ser o no ser un buen profesional. En un mismo pack englobamos la puntualidad, la seriedad, simpatía y confianza. Lamentablemente, en el ámbito empresarial hay mucho engaño verbal, publicidad engañosa, falta de puntualidad, poca seriedad, etc. 

 

Sin embargo, tenemos herramientas hoy en día para conocer si estas premisas las cumplen los profesionales. Uno de los mayores recursos está en internet, concretamente en los portales específicos donde las personas pueden volcar sus calificaciones por el trato recibido o producto comprado. Aunque debemos tener cuidado porque hay portales que manipulan las valoraciones y sólo ponen cosas "bonitas", comentarios muy buenos que sólo buscan publicar las palabras que queremos escuchar. 

 

Recordad que desde hace años hay empresas que se dedican a vender lotes de Me Gustas,  seguidores en Twitter, etc. y que muchos empresarios compran paquetes de miles de seguidores para colocar en la web de su empresa o páginas oficiales en redes sociales. Si veis a una empresa que es de reciente creación y tiene ya más de 10.000 Me Gustas en facebook, puede ser un motivo para desconfiar de ella.

 

Os recomiendo estas plataformas para conocer a verdaderos profesionales calificados por sus clientes.

1. Certicalia: Excelente plataforma para explorar y descubrir a profesionales que puedan ofrecernos certificaciones de diferente índole.

2. Dog Buddy: Web donde podrás conocer a personas serias, de confianza, etc. para dejar a tu mascota cuando no puedas atenderla temporalmente.

3. Habitissimo: Web donde podrás conocer a empresas preferentemente del ámbito de la construcción y ver las opiniones de otros usuarios.

4. Trip Advisor: Plataforma que nos informa del trato recibido a los clientes de hoteles, restaurantes, etc.

5. Entrenar.me: Web que aglutina a miles de entrenadores personales y sus valoraciones como profesionales por parte de sus clientes.

6. Topnanny.es: Web dedicada a la contratación de cuidadores de niños. En ella podrás ver niñeras con referencias de clientes en cualquier ciudad.

7. Entrenar.me: Web para encontrar a profesionales del deporte.

8. Sportive.es : Web para encontrar a profesionales de las Ciencias del Deporte y observar las valoraciones de sus clientes. En esta web se encuentran médicos, nutricionistas, fisioterapeutas, etc.

 


9. Posee ciertos derechos sociales

Todos los profesionales deberían pertenecer a un colectivo que pueda velar por sus derechos sociales. Algunos ejemplos son el Colegio de Médicos, Farmacéuticos, Arquitectos, Ciencias del Deporte, etc.

 

La obligatoriedad de agruparse en un colectivo puede cambiar el rumbo de una profesión o sector profesional.  Cuantos más profesionales se junten en un mismo colectivo más fuerza podrán ejercer en la sociedad para reclamar sus derechos. 


10. Cobra por sus servicios

Es quizá la más importante, cualquier profesional tiene que cobrar por sus servicios. Sin remuneración económica se desvirtúa la profesionalidad. Podemos hacer algún regalo o detalle a nuestras amistades, pero...no puede ser el día a día de algunas profesiones, como por ejemplo los entrenadores de clubes deportivos, donde muchos de ellos ejercen su labor de forma altruista.


11. Reinvierte parte de sus ganancias

Los grandes profesionales siempre han invertido una gran parte de sus ingresos anuales en mejorar diferentes aspectos de su negocio:

-Inversión en más publicidad.

-Inversión en mejorar calidad.

- Inversión en personal.

-...

Si no reinviertes nunca progresarás!


12. Presencia en redes sociales

Las  redes sociales son de máxima importancia para el éxito de un negocio. Estar presentes en ella aseguran una mayor visibilidad de un producto o servicio.

En algunas redes puedes construir muchas relaciones con otros profesionales y clientes y estas multiplicarse periódicamente.

Por último, recuerda que seguramente a día de hoy no cumplas todas, pero trabaja día tras día para intentar cumplirlas!


13. Creación de un blog o web

Hoy en día, muchos usuarios utilizan internet para la búsqueda de productos y servicios, tener tu propia web o blog aumentará las posibilidades de éxito tus servicios.

 

14. Compromiso social

Los buenos profesionales siempre son sensibles a diferentes problemas existentes en la sociedad, de ahí que colaboren de forma altruista ocasional o periódicamente con entidades no lucrativas, ONGs, etc.


15. Aprende más idiomas

El sistema educativo actual no favorece el aprendizaje de varios idiomas, sin embargo, directa o indirectamente es otra de las características que demandará un profesional cuando se sumerja plenamente en el ámbito laboral. Existen profesiones donde el conocimiento de otros idiomas, como el inglés es de vital importancia, sin el dominio de esa lengua dificilmente se podrá ascender o crecer profesionalmente. Pero podemos pensar en algunas profesiones, como fontanero, electricista, etc. donde quizá no sea tan importante, pero no por ello, deja de ser algo útil para el ser humano. Cuando viajamos, cuando conocemos a clientes de otros países, etc. el saber defenderte en otra lengua mejora algunas variables psicológicas como la motivación o la autoestima y autoconfianza.


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Mari (viernes, 16 septiembre 2016 10:18)

    Muy buenos consejos, muchas gracias por compartir!

  • #2

    Carla (miércoles, 30 noviembre 2016 22:01)

    Muy buen articulo. Faltarian más puntos pero con esos 15 ya son suficientes para plantearse ámbito de actuacion lo más profesional posible.

    Saludo

    Carla